Los 3 pilares para que tu relación funcione.

Cuando hablamos de relaciones de pareja lo ideal sería pensar que es una gran oportunidad para crear un espacio de crecimiento personal y al mismo tiempo conjunto.

Cuando tú estás bien contigo misma, te conoces y sabes dónde están tus límites, puedes encontrar la pareja que realmente mereces y con la que vas a disfrutar de una plenitud y una estabilidad que seguro has deseado alguna vez.

Hoy te hablaré de los que considero son los tres pilares fundamentales para que una pareja funcione, pero antes de entrar en el detalle quiero remarcar que la palabra que debe estar, incluso antes de los tres pilares, es la palabra RESPETO.

Es innegable que si nos queremos a nosotras mismas y estamos abiertas al amor, hemos de vincularnos siempre con respeto y exigirlo a la otra parte, sin él la relación está condenada al fracaso y al sufrimiento.

En la medida que la relación avanza y las personas implicadas se van conociendo en profundidad, descubren el carácter, los valores, los puntos de unión….Aparecerá de forma implícita la admiración y la confianza. Conceptos también importantes que deberíamos cultivar con cariño.

Todos sabemos que a medida que pasa el tiempo surgirán desencuentros y estos pueden llegar a convertirse en oportunidades para construir algo bonito desde la comunicación consciente y respetuosa.

Tendremos mucho a nuestro favor si somos capaces de entender que no podemos cambiar a nadie, por lo que recomiendo trabajar la aceptación que es un ingrediente básico del amor.

relación

Seguro que alguna vez te has preguntado cuáles son los secretos de aquellas parejas que disfrutan de una relación que perdura y se percibe fuerte y unida.

Sin duda el vínculo que han establecido estas dos personas funciona y les permite una convivencia estable y armoniosa.

¿Quieres conocer los ingredientes básicos de ese tipo de vínculo?

Hoy me quiero centrar en 3 de los pilares que considero más que importantes para que una relación sea exitosa.

1. El vínculo que une a las dos personas incluye la amistad y la intimidad.

Igual que cuando estamos con un amigo/a y conocemos bien su personalidad, sabemos lo que le gusta, lo que le preocupa, sus mayores miedos, así cómo sus sueños e ilusiones…

Con nuestra pareja hemos de lograr esa misma información, al entrar en su vida. Hemos de aprender a escuchar y mostrar interés, conociendo su manera única de estar en el mundo, nos sentiremos cerca de ella y sabremos realmente en que coincidimos y que es lo que la hace especial.

2. Los conflictos son grandes oportunidades

En cualquier relación van a surgir conflictos y puntos de vista distintos, en relación con una misma realidad.

El conflicto está servido.

Lo que va a diferenciar a una pareja sólida y que funciona, es la manera de afrontar dicho problema.

Cuando se ven las discusiones como oportunidades, nos mostramos conscientes y afrontamos los conflictos de forma constructiva y no destructiva.

En las parejas que funcionan, ambas partes son capaces de comunicarse. Aunque puedan perder la calma en el algún momento, tienen recursos para recuperarla y observar el núcleo de la discusión desde una visión externa a la emoción, en búsqueda del entendimiento.

Y apreciando a la persona a la que están unidas, su intención es construir puentes y no grandes muros que las separen.

relación

Podemos llegar a ser positivos en nuestras próximas discusiones, sabiendo que el entendimiento ayudará a que nuestra relación se refuerce y que al hablar de forma respetuosa, encontraremos puntos de unión en los que ambos nos podemos sentir cómodos.

3. Tener objetivos comunes nos ayuda a ir en una misma dirección.

Considero, con base en mi experiencia, que este es un pilar fundamental.

Es evidente que somos personas individuales y cada una de nosotras tiene sus objetivos e ilusiones, únicas y personales.
Pero al formar una pareja se crea un camino en común que ambas partes pueden asumir e implicarse para seguirlo unidas.

Podemos mantener dentro de la relación, e incluso es más que recomendable, nuestra parcela de espacio personal y al mismo tiempo sentir que estamos junto a la persona que está en nuestro mismo barco, con la que compartimos y luchamos para conseguir los sueños comunes e individuales.

Para terminar me gustaría comentar que puede suceder que alguna de las partes tenga experiencias vitales que la lleven a obviar alguno de los pilares, por lo que para ella la relación puede ser una lucha diaria con la consecuencia de sufrir un amor tóxico entre ambos.

Se hace necesario entonces detectarlo, para advertir a la persona y poder ofrecer o buscar una ayuda que nos permita tener una relación estable, sana y segura para ambas partes.

Todas merecemos una vida llena de amor y paz, y lograrlo depende en gran medida de nuestro autoconocimiento y del respeto que somos capaces de tener por los demás y por nosotras mismas.

Vuelve a confiar en el amor.

amor

El amor es, sin duda alguna, uno de los sentimientos más complicados de entender y de asimilar en el género humano. Hay muchas historias sobre lo bueno y lo malo que podemos hacer movidos por esta sensación tan profunda.

Este estado emocional es tan fuerte que, cuando llega a nuestras vidas, es capaz de cambiarlas radicalmente.

Dicho cambio se puede manifestar de forma positiva o negativa. Todo depende de las condiciones que establezcamos en común acuerdo con nuestra pareja desde el inicio de la relación.

Y es que cuando se vive una relación sentimental con una persona, es prácticamente natural desarrollar cierto nivel de dependencia emocional.
Conociendo todo esto, podríamos imaginarnos el escenario tan caótico que se presenta cuando llega la ruptura.

No se me malinterprete por favor; la separación en una pareja es hasta cierto punto normal y puede manifestarse en cualquier etapa de la relación. 

En cualquier caso, separarse no es el fin del mundo y debe afrontarse con toda la madurez posible para poder continuar con nuestras vidas.

El amor después de haber amado

Dice el dicho que después de la tormenta, la calma debe llegar. 

Si bien esto es una verdad casi absoluta, son pocas las personas capaces de darse cuenta, en primera instancia, de que el vendaval ya pasó. 

La gran mayoría, seguimos ciclados en nuestra relación rota y la infelicidad que nos provoca no nos deja vivir en paz.

amor

Lo anterior describe un proceder natural ante una separación. 

Desgraciadamente, si no sabemos manejar nuestras emociones, corremos el riesgo de quedarnos ahí permanentemente e, incluso, llegar a perder la fe en el romanticismo. 

Esta conducta es ocasionada por el miedo a tener que lidiar de nuevo con los sinsabores de una ruptura.

¿Por qué volver a creer en la vida en pareja?

Si analizamos las ventajas que tiene el vivir solo, creer en el amor podría parecer una necedad. 

A pesar de ello, merece la pena visualizar lo siguiente:

    • No debemos estancarnos. La vida continúa y existen muchas personas allá afuera que estarían encantadas de compartir sus vidas con nosotros.
      Cerrarnos a una nueva relación implica negarnos a descubrir nuevas emociones y a adquirir mayor aprendizaje de nuestros errores. Es un riesgo, pero hay muy poco que perder ante todo un universo de situaciones positivas que podríamos experimentar.
    • Es fundamental para nuestro equilibrio emocional.
      Tener una pareja no es indispensable para vivir. Sin embargo, aporta en gran medida a nuestro equilibrio emocional. 

Cuando tenemos un compañero de vida con quien compartir, las alegrías se multiplican y las penas se dividen.
    • La felicidad sigue tocando a la puerta. Es nuestro deber y gran responsabilidad ser felices. 

Este estado de ánimo depende al 100 % de cada uno de nosotros. No podemos seguir viviendo en el pasado y amargarnos la existencia por una pareja que se fue. 

Hay que afrontar la situación y continuar en la búsqueda de la felicidad con alguien más que se ajuste mejor a nuestra forma de ser.

amor

Volver a tener fe en las relaciones de pareja y rehacer nuestras vidas al lado de alguien más nos ayudará a mejorar como seres humanos. 

Es importante señalar que no hay fórmula perfecta para lograr algo así. No obstante, existen algunos consejos que podemos seguir para aumentar nuestras posibilidades de tener éxito.

3 consejos para desarrollar de nuevo la confianza en el enamoramiento

No es tan sencillo volver a confiar en algo que nos desilusionó. Esto obedece a que no se trata nada más de un deseo o pensamiento. 

Lamentablemente, esto es un reflejo natural de nuestro cerebro que establece un mecanismo de defensa y nos suele bloquear.

Para contrarrestar este problema, existen tres consejos clave que nos podrán ayudar a salir victoriosos en esta batalla.

1. Aprender de los errores. Tan simple como suena. Evitemos repetir aquellas situaciones que nos llevaron a la desdicha. 

Por el contrario, fomentemos escenarios que produzcan resultados contrarios a los que originalmente nos situaron en el sufrimiento. Esto fortalecerá nuestra confianza y nos dará la pauta para abrirnos a una nueva relación.

2. Buscar una ocupación. Cuando se sufre un rompimiento, la mente puede llegar a ser nuestra peor enemiga.

Ella nos estará recordando a cada momento la necesidad de volver con aquella persona. En algunos casos, nuestro cerebro puede comportarse como una fuente de recuerdos desagradables que no nos dejarán en paz. 

Por todo esto, conviene mantenerse ocupados en algo útil. Esto desechará cualquier resquicio de pensamientos negativos.

3. Dar siempre el beneficio de la duda. Si en nuestra relación anterior las cosas no salieron como esperábamos, eso es pasado. 

Es necesario aprender a desligarnos de él. Hay que convencernos de que lo que me pasó al lado de una persona X no me tiene que pasar al lado de una persona Y.

Darle cabida de nuevo al amor no es una labor fácil. Sin embargo, no es justo, ni para los demás, ni para nosotros mismos, el cerrar la puerta a la felicidad. 

Cambiemos nuestro pensamiento y disfrutemos de las delicias de este sentimiento tan maravilloso.

Beneficios en la autoestima a través del trabajo conjunto entre mujeres.

mujeres

Cómo mujeres, para una mejor autoestima es necesario detenernos y pensar en quién somos y cómo nos relacionamos con nuestro entorno.

Si me atrevo a establecer límites y tener una brújula interna, lograré un equilibrio interior muy beneficioso.

Los demás se sentirán seguros en mi compañía y dispondré de la energía para escucharlos.

Esto se puede lograr por medio del trabajo en grupo en el que se potencie el desarrollo personal.

Si soy una mujer, es importante que este proceso en conjunto sea con otras  mujeres, para tratar temas mucho más cercanos con los que nos identificaremos y conectaremos con la esencia femenina.

Beneficios en la autoestima del trabajo en conjunto entre mujeres

Las mujeres que son sociables por naturaleza, mientras trabajan, también construyen mejores amistades y oportunidades de vinculación cuando están en grupo, especialmente en el entorno laboral y el personal.

Es una oportunidad para que las personas se conozcan y entiendan las fortalezas y debilidades de sus pares.

Trabajar de forma conjunta también ayuda a desarrollar habilidades empáticas como la resolución de problemas, la comunicación y la colaboración.

Por tanto, podemos decir que el trabajo entre mujeres ayuda a colaborar entre sí para conseguir un objetivo o propósito común.

mujeres

Esto brinda a las mujeres varios beneficios, por ejemplo:

  • Favorece el sentimiento de pertenencia y cohesión grupal.
  • Promueve una convivencia positiva.
  • Promueve la autonomía y la independencia.
  • Permite aprender y aplicar ciertos valores éticos.
  • Tiene un efecto positivo en la comunicación y la hace más abierta y fluida.
  • Favorece un aprendizaje y crecimiento personal profundo.
  • Mejora las habilidades sociales.
  • Permite el desarrollo de una mejor autoestima y autopercepción personal.
  • Promueve el desarrollo equilibrado, así como el bienestar psicológico y social.
  • Permite adquirir y practicar habilidades para la toma de decisiones.

Para facilitar este proceso, se pueden encontrar charlas y retiros para mujeres, lideradas por personas que gracias a sus experiencias vitales, pueden brindar un gran apoyo, dinamizando el encuentro y dando valor para ganar la confianza y la autoestima que logre empoderarte como mujer.

¿En qué consisten los encuentros femeninos?

Las lecciones cooperativas y las actividades grupales son excelentes en situaciones en las que es importante desarrollar un sentido de responsabilidad y crecimiento grupal.

Un grupo de mujeres que trabajan con un objetivo común pueden aprovechar los beneficios de las dinámicas para crecer y prosperar.

mujeres

Estos son algunas herramientas con las que se suele trabajar para lograr resultados y beneficios para las integrantes:

  • Interacción positiva: Al trabajar en grupos pequeños, se logra una mejor interacción, más sincera y abierta.La persona que se hace cargo del grupo crea el clima necesario para favorecer el diálogo que permitirá descubrir las fortalezas y debilidades de las participantes.
  • Responsabilidad: Cada persona debe ser responsable de sus acciones para lograr las metas del grupo, así cómo llegar a ser consciente del grado de responsabilidad que ella misma tiene en relación con lo que le sucede en su vida.
  • Trabajo en grupo: El entorno comunicativo favorece el desarrollo de la empatía y nos permite conocernos más cuando nos vemos reflejados en otros.
  • Conocimiento interpersonal y grupal: En un entorno colaborativo donde varias personas trabajan juntas, ayuda a que puedan aprender a trabajar con otras y comunicarse de forma sincera y efectiva con ellas mismas y con los demás.Se fomenta el ser abiertas y comunicativas con sus ideas, así como a estar listas para la retroalimentación y escuchar ideas que son diferentes a las suyas.

A lo largo del proceso, las mujeres en este tipo de ambiente grupal también desarrollarán resultados individuales, incluyendo mejores habilidades humanas, de relación y de autoestima.

Mejorarán la comunicación cara a cara, el liderazgo, la gestión de conflictos y la generación de confianza.

Este trabajo también fomenta las habilidades sociales así como el autoconocimiento.

¿El trabajo entre mujeres es para mí?

El trabajo en conjunto entre mujeres puede ser una forma poderosa de reunir personas muy distintas con realidades parecidas, en un entorno que favorezca su crecimiento y les permita mejorar su calidad de vida.

También es una excelente forma de aprender habilidades de liderazgo y empoderamiento, ayudando a las mujeres a descubrir nuevas maneras de enfrentarse a las experiencias vitales.

El trabajo en conjunto respeta las fortalezas y debilidades individuales de cada mujer, dándoles la oportunidad de crecer como parte de una sociedad que en ocasiones las deja de lado, otorgándole el valor de luchar por sus derechos e identidad.

Como todas las estrategias o dinámicas, su éxito depende de la persona que va a liderar dicho encuentro.

Ser capaz de identificar las necesidades es un trabajo que requiere formación y experiencia y posibilita el que la persona que acude en busca de apoyo se encuentre arropada y comprendida.

Saber si es para ti el trabajo con mujeres es algo que debes plantearte cuando sientes un vacío en tu vida, cuando te das cuenta de que tu valor es mayor del que las personas de tu entorno te otorgan.

Si tienes alguna duda o necesitas más información estaré encantada de hablar contigo.

 

Cómo evitar la culpabilidad al dejar a tu pareja.

culpabilidad

Sentir culpabilidad al habernos separado de nuestra pareja es una reacción completamente común que todos llegamos alguna vez a experimentar. 

Esta sensación comienza a ser un verdadero problema cuando nos invade de manera exagerada y nos impide continuar con el rumbo de nuestras vidas.

El amor no siempre es un sentimiento perpetuo. 

Debido a una infinidad de factores, este puede llegar a agotarse por completo. Lo anterior llega a generar apatía, disgusto e inconformidad en las parejas. 

Todas estas sensaciones tienden a acumularse y provocan que se tome la dura decisión de separarse.

Es después de esta decisión que comienza un camino nuevo hacia la reestructuración. 

No es un camino fácil, pues presenta muchos obstáculos. Algunos de ellos suelen ser:

  • El remordimiento de conciencia.
  • El reflexionar sobre lo que pudo haber sido y no fue.
  • El miedo ante una “nueva soledad” sin él/ella.
  • La angustia por la incertidumbre que esta situación genera.
  • Si hay hijos de por medio, el buscar la mejor forma de comunicarles la noticia.
  • La preocupación excesiva del qué dirán amigos, familiares y conocidos.

A pesar de todas estas limitantes, debemos seguir con nuestras vidas y superar esta etapa. 

Y es que hay que afrontarlo: si permitimos que el sentimiento de culpa nos esté abordando constantemente, nunca lograremos salir adelante. 

Estaremos vagando en un círculo vicioso de recuerdos que nos generarán más y más remordimientos.

culpabilidad

Cómo dar el siguiente paso y dejar atrás la culpa

Existen algunos métodos efectivos que podemos implementar para ayudarnos a abandonar definitivamente el sentimiento de culpabilidad. 

Todos están centrados en cambiar nuestra mentalidad en aras de conseguir una estabilidad emocional que nos permita ser felices. 

En esta ocasión, hablaré de tres técnicas muy efectivas.

1. Crear nuevas rutinas y evitar el contacto

Parece una medida drástica y lo es. Evitemos los lugares donde sepamos que nuestra expareja pueda estar. 

Eliminémoslo o eliminémosla de nuestra lista de contactos en el celular, en correos electrónicos y, sobre todo, en redes sociales. 

Esto ayudará a no estar pensando en esa persona que tanto sentimiento de culpa nos provoca.

Si no podemos evitar seguir teniendo contacto porque compartimos un lugar de trabajo común o hay hijos de por medio, reduzcamos entonces las oportunidades de interacción. 

Esto no será sencillo, pero es posible. Tan sólo mantengámonos alejados de esa persona el mayor tiempo posible.

La acción debe ser tajante, y no porque guardemos rencor o porque tengamos que odiar a esa persona. 

Es más bien porque esta medida nos ayudará a sanar más rápidamente. 

De este modo, podremos ir eliminando con mayor rapidez y eficacia ese sentimiento inútil de culpa y cualquier tipo de remordimiento.

2. Ocupar nuestro tiempo en hacer cosas que nos gusten nos ayuda a transformar la culpabilidad

Esta acción es especialmente útil al principio de la ruptura, pues es en esta etapa cuando más suele agobiar la culpa. 

Es importante buscar un pasatiempo que mantenga la mente ocupada y enfocada en otras cosas para que no nos siga atormentando el remordimiento.

Es muy útil, por ejemplo, buscar hacer un curso de cocina o practicar más a fondo algún deporte.

culpabilidad

Algunas personas optan por empezar a estudiar algún idioma o aprender a tocar algún instrumento musical. 

Existe una gran variedad de actividades de tiempo libre que se pueden hacer para mantener la mente despejada. 

Cuando menos se espere, todas estas sensaciones adversas se habrán ido y podremos dar el paso siguiente en nuestras vidas.

En conclusión, mientras mayor sea el tiempo en que nos mantengamos ocupados, menor será el tiempo para tener pensamientos recurrentes y destructivos y la culpa.

3. Cambiar el concepto de culpabilidad por el de responsabilidad

Analicemos las cosas buenas y las cosas malas de la relación que terminó. Repasemos con calma y si es posible, recurramos a la técnica de la tarta de la responsabilidad. 

Esta es una forma efectiva de aislar la culpa de forma realista para hacernos ver que cuando estas situaciones suceden no solo hay un culpable.

Esta técnica consiste en dibujar un círculo en una hoja de papel. Este círculo debe dividirse en cinco partes a saber: yo, mi expareja, familia e hijos, ocupaciones diarias, factores externos.

culpabilidad

En cada división se colocan estos encabezados y a continuación comenzamos a llenar este círculo o tarta con porcentajes. 

Los porcentajes representarán el grado de responsabilidad que tiene cada categoría en nuestra ruptura.

A continuación, tendremos qué reflexionar a quién aplicar qué porcentaje. Esto debemos hacerlo basados en los hechos pasados y siendo honestos con nosotros mismos. 

Si logramos hacerlo correctamente, nos percataremos de que el resultado de la relación no recae en nosotros nada más. 

Entendamos que toda relación de pareja fallida es una combinación de malas decisiones tomadas por ambos.

La culpabilidad es un sentimiento que invade y perjudica la tranquilidad de la persona que la siente. 

Transformemos ese estado mental siendo realistas. 

¡No nos atormentemos con el pasado y disfrutemos el presente con ilusión en el futuro!

Claves para reconocer y superar la dependencia emocional.


dependencia emocional

La dependencia emocional puede ser tan debilitante como una enfermedad. A pesar del sufrimiento, el dolor y la falta de alegría, una persona rara vez se da cuenta de que está en una relación tóxica.

Puede vivir toda su vida así.

A partir de los criterios diagnósticos, los psicólogos definen la dependencia sentimental como una enfermedad.

La sustancia adictiva aquí es la otra persona y los sentimientos. A continuación, mostraré cómo librarse de este problema.

Pasos para superar la dependencia emocional

Las personas con baja autoestima se sienten vacías después de una ruptura. No saben cómo cuidarse a sí mismos.

Esta dependencia impide romper una relación tóxica por miedo a la soledad. La mejor forma de solucionar este problema es implementar un plan de desapego con los siguientes pasos.

Paso 1. Reconocer la dependencia emocional

Este tipo de adicción hace que se soporte en una relación conductas que lastiman de alguna manera.

Esta persona que tiene una dependencia puede estar padeciendo lo siguiente y es importante que se reconozca:

  • Ser abusada física, mental o emocionalmente.
  • Ser manipulada.
  • Ser engañada constantementedependencia emocional

Es vital reconocer que estar con alguien causa más dolor que paz; por ello, es importante cortar el contacto cuando el problema es la dependencia que involucra las emociones.


Paso 2. Conversación

Uno de los primeros pasos para superar tal dependencia es hablar con la otra persona acerca de la ruptura de la relación para dejar claras las cosas.

Es importante hacerlo cara a cara, decir por qué ya no se quiere estar en pareja. Si no hay suficiente valor para hacer este paso, recomiendo realizarlo por medio de una carta explicando las razones.

Se tiene que transmitir de forma clara y directa para no dejar falsas esperanzas para una futura conciliación.

Paso 3. Contacto cero

El psicólogo o terapeuta puede recomendar que se rompa completamente el contacto con la persona de la que se depende emocionalmente.

Al principio, puede parecer imposible.

La idea de bloquear a una expareja en WhatsApp, no esperar su llamada o decirle que no cuando propone una reunión puede parecer difícil de realizar.

Sobre todo, porque la expareja puede sentirse culpable y caer en sus propias trampas al tratar de reconectarse con nosotros/as.

Es precisamente este comportamiento de un ex lo que le hace infeliz y puede que ni el/ella mismo/a lo sepa.

Incluso una persona emocionalmente adicta puede tener atisbos de sentido común.

Todos estos son pensamientos habituales: «Tengo que irme», «Estaría mejor solo que con esta persona» o «No me siento bien a su lado».

Aun así, la necesidad de cercanía puede abrumar la razón y ponernos nuevamente en el camino equivocado.

dependencia emocional

Para ello, es importante seguir las siguientes etapas para implementar el contacto cero:

  1. Abstinencia: Durante los primeros días de cortar todo contacto con un ex, después de una ruptura, se experimentan los síntomas clásicos de abstinencia.Se debe evitar todo contacto en las redes sociales y teléfono.
  2. Abatimiento y mejora: En la segunda etapa de la regla de no contacto, la tristeza y la desesperación que se sienten desde la ruptura se volverán abrumadoras.Es vital resistir la tentación de acercarse al ex en esta etapa, esto se puede hacer con distractores como salir con amigos o realizar alguna actividad física.
  3. Recuperación: En la tercera y última etapa de la regla de no contacto se ven algunos signos reales de recuperación.Aquí es cuando los esfuerzos darán sus frutos, ya que podemos sentirnos liberados/as.


Paso 4. Afrontar el síndrome de abstinencia emocional

El síndrome de abstinencia emocional ocurre después de la ruptura.

Deshacerse de esa conexión tan sentimental y pasional con alguien que ha estado muy cerca, no es una tarea fácil.

Además, el dolor psicológico que se siente normalmente también tiene un efecto negativo en el cerebro.

Este proceso es similar al síndrome de abstinencia que experimentan los drogadictos, una especie de caos neuroquímico muy difícil de superar.

Por otro lado, ya sea que se haya llegado a este extremo o que se esté lidiando con una mera crisis emocional, sería bueno realizar lo siguiente:

Primero, crear un listado de cosas negativas que hemos vivido en el tiempo en pareja y releer todo aquello que se padeció para así atraer a la memoria la parte oscura de la relación.

Y, lo segundo, procurar no pensar en esa persona. Que aunque pueda parecer una tarea excesivamente complicada es totalmente posible cuando estás acompañado/a por un profesional que te guiará y aconsejará.

Paso 5. Paciencia, esfuerzo y tiempo

Sé que recuperarse de la adicción emocional e implementar el principio de contacto cero no es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana.

Al igual que con cualquier dependencia, también se debe ser paciente y persistente en el tratamiento de la adicción emocional.

Probablemente se romperá la regla de contacto cero, pero intentarlo será un paso adelante.

Finalmente, llega el momento de la liberación.

Después de derrotar a todos los demonios, uno puede ver cuál es la situación real. Entonces, se puede tomar la decisión final que seguramente traerá muchos beneficios.

 

dependencia emocional

Ya sin dependencia emocional puede darse el paso a sentirse en plenitud y retomar nuevos objetivos vitales que pueden incluir, por supuesto, nuevas relaciones libres de dependencia.